En la actualidad, la regeneración cutánea facial con plasma rico en factores de crecimiento se considera el tratamiento básico para ralentizar el envejecimiento , y podríamos decir que forma parte de la medicina regenerativa, una medicina en pleno desarrollo en la actualidad.

Los factores de crecimiento son unas proteínas presentes en gran cantidad en las plaquetas del plasma, que intervienen en la regeneración y reparación de los tejidos.

El tratamiento pretende restablecer al máximo el metabolismo y el funcionalismo que la piel ha perdido con la edad, alcanzando una revitalización y una regeneración global.

Conseguimos mejorar el aspecto, la textura, el tono, el color, el brillo y el tacto de la piel. Para llevarlo a cabo se separa un plasma rico en plaquetas de la sangre que se le extrae al paciente, y se inyecta en forma de microinyecciones.

Al ser plasma del mismo paciente , es un tratamiento que no puede producir ningún tipo de reacción alérgica.

Se recomienda realizar un peeling reparador de DNA 20 días antes para decapar la primera capa de la piel y las células dañadas.

banner-priemeravisita-00.png