Es el tratamiento de preferencia para tratar las arrugas de expresión, es decir, las relacionadas con la mímica facial; específicamente, las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares de los ojos o patas de gallo y las peribucales o verticales de los labios, llamadas código de barras.

El tratamiento, que dura unos 30 minutos, se realiza con una aguja muy fina que lo hace prácticamente indoloro.

El / la paciente retoma inmediatamente sus actividades habituales.

Es uno de los tratamientos que dan un más alto nivel de satisfacción a los pacientes.

banner-priemeravisita-02.png