Es la administración de anhídrido carbónico medicinal por via subcutánea o percutánea, con lo que el organismo reacciona enviando sangre a la zona para intercambiar el CO2 con el oxígeno.

Con el tratamiento conseguimos mejorar la microcirculación, ya que provoca una vasodilatación y angiogénesis o creación de nuevos vasos, y también un efecto lipolítico o de degradación de la célula grasa, además de estimular la creación de colágeno de la piel.

Está indicado para tratar tanto los signos de envejecimiento facial (  flacidez, arrugas finas y papada) ,  como la celulitis, adiposidades localizadas y flacidez en piernas, brazos, y abdomen.

Otras indicaciones son para tratar arteriopatia y úlceras varicosas y enfermedades de la piel como la psoriasis.
Normalmente la combinamos con la mesoterapia para tratar la celulitis.

banner-priemeravisita-02.png