La dieta proteinada es una buena estrategia médica para perder peso rápido, sin pasar hambre y sin ansiedad. Con esta dieta reducimos al máximo los hidratos de carbono y las grasas, manteniendo las proteínas que necesita nuestro organismo para no perder músculo.

El organismo utiliza  una vía metabólica distinta a la habitual que provoca una pérdida de masa grasa muy rápidamente.

Necesita complementos con micronutrientes y control médico, hasta llegar a la estabilización del peso y una dieta equilibrada de mantenimiento.

También podemos realizar esta dieta en fases intermedias para perder 4 o 5 kilos.

banner-priemeravisita-02.png