La intralipoterapia es una técnica fácil de practicar y mínimamente invasiva, para tratar las adiposidades localizadas que no desaparecen con dietas de adelgazamiento, o para disminuir las adiposidades acumuladas en ciertas partes del cuerpo.

No está indicada en casos de obesidad o sobrepeso excesivo, porque nada más actua localmente, en la zona donde inyectamos el producto.

Con la intralipoterapia conseguimos la eliminación definitiva de la grasa que tratamos, y es la única solución no quirúrgica efectiva para destruirla.

Consiste en la inyección dentro de la grasa de una substancia con efecto lipolítico, es decir un producto que actúa como un detergente de la grasa y la destruye, eliminándose posteriormente por el sistema linfático.

Se utiliza para eliminar la grasa de papadas, barriga, flancos, cintura, cara interna de muslos, cara interna de rodillas, zona lumbar o brazos.

Es un acto ambulatorio que se hace en consulta, y el paciente se puede incorporar inmediatamente después a la vida normal, aunque ha de llevar un sistema de contención.

Generalmente los objetivos se consiguen con una media de entre 1 y 3 sesiones dependiendo de la zona y la grasa acumulada, dejando un espacio mínimo de 1 mes entre ellas.

Los resultados máximos se consiguen en tres meses.

banner-priemeravisita-00.png