Vencer el miedo a la medicina estética

La estética para vernos mejor

La medicina estética nace en respuesta a la demanda social de verse mejor, en el contexto de una sociedad cada vez más exigente con el aspecto físico, y con un modelo de éxito social en el que adquiere mucha importancia el componente belleza y juventud.

La salida al mercado en un momento determinado, de productos muy efectivos, pero que requieren altos conocimientos de anatomía y fisiología por su aplicación, obligan a los profesionales médicos a implicarse en esa disciplina.

Al mismo tiempo comienzan a gestarse formaciones específicas por parte de diversas universidades, estudios de post-grado, diplomas y másteres, así como asociaciones médicas y congresos, en los que la búsqueda de nuevos productos y tratamientos adquiere gran importancia.

El desconocimiento sobre la estética

La industria farmacéutica descubre un campo interesante de inversión y negocio, lo que encarece los productos que utilizamos.

Mientras tanto, vemos cómo se practican técnicas sin tener los conocimientos necesarios, y se inyectan productos que nos provocarán efectos secundarios indeseados, lo que provocará una mala fama en la medicina estética que todavía arrastra.

El desconocimiento sobre la estética

Uno de los primeros requisitos para realizar un tratamiento de medicina estética, es hacerlo en un centro médico por un profesional médico con una formación universitaria específica en esta materia.

Parece que esto sea obvio, pero es que es un campo en el que hay mucho intrusismo, y un tratamiento mal hecho nos puede provocar problemas secundarios.

Sabiendo que actualmente no existe una especialización de medicina estética, las formaciones que ofrecen a los médicos las universidades de diplomas o post-grados son las mejores garantías de una buena praxis.

Hacer el tratamiento en un Centro médico por un profesional titulado, normalmente debe asegurarnos también el segundo requisito, que los productos utilizados sean de alta calidad, se hayan respetado las normas de conservación por cada producto, y tengan la autorización CE de la comunidad europea para ser inyectados.

Los médicos de medicina estética utilizamos los consentimientos informados en nuestra práctica clínica, así como las fotos de antes y después en la mayoría de tratamientos.

Es importante leer bien con el paciente el documento del consentimiento, aclarando las dudas, y sobre todo explicar bien las expectativas de resultados que tenemos, descartando a los pacientes que tengan objetivos irreales, los que provocara una insatisfacción al paciente y al profesional.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo, realizar estudios para marketing y personalizar tu experiencia. Puedes aceptar todas las cookies o gestionar tus preferencias en el panel de configuración.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus Servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Usualmente están configuradas para responder a acciones hechas por usted para recibir servicios, tales como ajustar sus preferencias de privacidad, iniciar sesión en el sitio, o llenar formularios. Usted puede configurar su navegador para bloquear o alertar la presencia de estas cookies, pero algunas partes del sitio web no funcionarán. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_services

Rechazar Cookies
Aceptar Cookies
×